Juventus empató en Bérgamo

Los tantos de Bernardeschi e Higuaín en 24 minutos premiaban un dominio absoluto en el tramo inicial y situaban la victoria muy cerca. Pero el Atalanta ha vuelto a demostrar que en su casa no se rinde nunca y ha logrado empatar un partido que deja a la Juve un sabor amargo. 

DOBLE VENTAJA 
Cuando Allegri insiste en rueda de prensa que “hay que crecer”, se refiere a que hay que salir en estadios como el Atleti Azzurri d’Italia con la personalidad con la que lo ha hecho hoy la Juve en la primera media hora, moviendo el balón con rapidez y precisión. Y ello trae premio: en el 21′ Asamoah centra desde la izquierda, Matuidi remata y Bernardeschi aprovecha el rechace para anotar su primer gol como bianconero. Pero el ex viola, para festejar su primera titularidad, no se contenta con el tanto sino que tres minutos después combina con Higuaín para que el argentino logre el 0-2.

CALDARA ABRE EL PARTIDO
El partido parece cerrado pero el Atalanta logra meterse en el partido tras media hora de absoluto dominio bianconero. Papu Gómez bota una falta, el balón bota delante de Buffon y Caldara aprovecha para rematar a la red desde muy cerca.

DE NUEVO EL VAR
Tras la reanudación, la Juve sale con la intención de sentenciar. Y logra marcar pero el gol de Mandzukic a pase de Dybala es anulado por el VAR tras constatar una falta anterior de Lichtsteiner. Los bergamascos respiran y aprovechan: en el 67’ de nuevo Gómez combina con Cristante, que coloca el balón para el 2-2.

MATCH POINT FALLADO
La Juve aprieta entonces para ganar el partido y, tras una falta de Dybala desviada por Petagna, Damato concede el penalti confirmado también por el VAR. Pero Dybala lanza despacio y permite a Berisha despejar. Y cuando se falla una ocasión como esa a pocos minutos del final, el partido está marcado. Y el resultado también.